Dario d´Vega

Quien juegue a ser Dios, que rinda cuentas ante ellos

Description:

Un tipo afable con unos rasgos marcados, las mujeres dicen del el que no es guapo pero tiene algo, una conversacion que te envuelve, de sonrisa facil con unos ojos azul oscuro como el agua de un pozo…. Una cascara, el atezzo de una trampa. Eso es mi cara!! Yo soy el cazador y solo busco a la presa.

Bio:

El pequeño de 3 hermanos de una familia noble, bastante poderosa, con castillo y muchas propiedades y rentas. Todo marcha como dios manda hasta que al castillo llega una hechicera que dice leer el futuro, a mi madre que no es amiga de supercherias no le gusta pero mi padre le pide que se quede y le diga que le depara el futuro.
La hechicera acierta en sus predicciones y hace ganar mucho dinero a mi padre pero el ambiente en el castillo se enrarece mucho y cada vez mi padre pasa más tiempo con la hechicera que con su familia. Finalmente la hechicera se hace dueña del corazón de mi padre que incluso detesta nuestra presencia, odio a mi padre por el desprecio que muestra por madre y sus hijos y aún más a la hechicera por embrujar a mi padre.
Hasta que un día descubro a mi señor padre golpeando salvajemente a mi madre, algo que jamás había hecho, ciego por la ira tomó una de las espadas ceremoniales de la pared y atravieso el pecho de mi padre por la espalda. A continuación voy a por la hechicera para decapitarla pero huye con sus malas artes.
Mi madre entre lágrimas me agradece haberla salvado pero me pide que huya pues el padricidio esta penado con la muerte. Tomé unas cuantas monedas y algo de comida y sali del castillo por una portera oculta.
Mi vida transcurre huyendo tan lejos como puedo, me ganó la vida como puedo haciendo lo que sea y cuando no puedo hacerlo por las buenas, tomó la comida por la fuerza o la robó. No me siento orgulloso pero el destino así lo ha querido.
Por pueblos y aldeas oigo hablar de los Hijos de Gea. Sólo son rumores y chismes pero pero todos me dicen que ellos son capaces de espiar todos los pecados a cambio de entregar el alma. Mi alma está maldita por asesinar a mi padre y yo no la quiero para nada.
Dos años tarde en encontrar una pista fiable de los hijos de Gea que son escurridizos y cuando parece que iba a dar con ellos se los tragaba la tierra. Finalmente mi viaje me llevó a una fortaleza perdida donde no sólo no perdi el alma sino que encontré mi destino. Destruir a Helendris, la hechicera.

Dario d´Vega

La Forja del Corazón mcmurphy